El Futuro

En estos días, Verito y su familia disfrutan de su mutua compañía, de los logros y elogios que por su labor van cosechando. Su seguridad y los aspectos legales de su condición, por el momento dependen de sus padres y en el futuro, de sus hermanos.

Por su condición de discapacidad, ninguna empresa aseguradora quiere otorgarle seguro de vida ni de salud.

Dadas las especiales circunstancias que rodean a Verito y su obra, ésta se constituye en su seguro personal. La obra de Verito y los Derechos de Autor le pertenecen a ella.

 

Sus padres, como curadores legales, ya han inscrito su obra en la Oficina de Derechos de Autor y su firma característica, en la Oficina de Signos Distintivos del Registro de la Propiedad Industrial del INDECOPI de Lima-Perú; de manera que su obra y seguridad económica estén protegidas.

Sus obras se encuentran cuidadosamente seleccionadas en el Catálogo que lleva por título: “El Arte Inocente de Verónica Pacheco”. En él, se registra una colección de 156 obras pictóricas. Este limitado número de obras de Verito es su seguro para el futuro.

Es una colección muy exclusiva, porque si bien dibuja el boceto con cierta rapidez, luego, corrige y pinta muy despacio, obedeciendo a una disciplinada terapia, orientada a conservar su esencia original.

Por el empeño y cuidado que brinda a su trabajo, cada cuadro toma un tiempo y espacio importante de la vida de Verito. Cada obra es portadora del espíritu del momento que animó su realización.

 

En vista de las numerosas solicitudes de las personas que desean disfrutar del arte de Verito, la tecnología aportó una manera apropiada para reproducirlas en lienzos. Cada reproducción que lleva su firma, es parte de una serie exclusiva. De esta manera, se puede compartir el hermoso mensaje que transmiten sus obras alrededor del mundo.

Sus cuadros originales cuentan con Certificado de Autenticidad, caligrafiadas en pergamino, firmadas y selladas con su huella digital.