Primario

Este estilo muestra la pureza esencial de su mundo de fantasía con las formas del mundo real. Su imaginación es la fuente primaria de inspiración de donde surgen sus primeros trazos que se asemejan a los procesos de apareamiento, de división celular, formas embrionarias y fetales. Su garabateo posee una estética propia que aparece ligada a los trazos que formula libremente. La obra primaria de Verónica demuestra que las configuraciones de sus trazos no son un hecho casual, aislado, dado que ellos conservan los mismos caracteres y características iniciales hasta la actualidad.

¿Qué los inspira? ¿Cómo entenderlos? ¿Qué significan? Las respuestas a estas preguntas, se encuentran en la analogía entre los arquetipos que simbolizan la existencia y los procesos biológicos que permiten la supervivencia de la especie. Ellos nos recuerdan que nacemos de formas ovoideas, crecemos de la misma forma en el cobertor uterino; que nuestra vida, muerte y recomposición transcurre dentro de las órbitas elípticas de las estrellas.

Todo indica que ella sabe lo que quiere dibujar —aunque no lo sepa explicar con palabras— como si evocara, absorbiera y recreara el conocimiento presente del universo en formas de sutil energía.